Grupos de Trabajos

El CNDU ha resuelto conformar, para el inicio de este período, grupos de trabajo en torno a cuatro materias específicas:

Integración social

Las discusiones sostenidas entre los años 2012 y 2013, en el marco de elaboración de una nueva Política Nacional de Desarrollo Urbano reconocieron que la integración social era una de las mayores debilidades del desarrollo urbano de nuestras ciudades, y, en consecuencia, la asumió como uno de los cinco ámbitos prioritarios de la PNDU.

La desigualdad urbana y la segregación socio espacial son una realidad de nuestras ciudades, algunas incluso con altos índices de pobreza, carencia de servicios públicos, de seguridad y sin la conectividad adecuada. Superar este desafío, conlleva la implementación de políticas públicas que combinen la provisión de una vivienda digna con una adecuada integración de las familias a los bienes y servicios de la ciudad, de tal forma de generar oportunidades para su desarrollo social y económico.

A más de cuatro años de la promulgación de la PNDU, y luego de un reenfoque a nivel gubernamental de los programas de vivienda y de los planes para revertir las situaciones de inequidad y segregación, éstas persisten, y siguen siendo uno de los principales desafíos de las ciudades chilenas. Si bien se reconocen avances en los nuevos programas de vivienda integrada, la evidencia general en nuestras ciudades muestra la necesidad de profundizar las políticas de integración social.

Por todo esto, este año se constituyó el Grupo de Trabajo de Integración Social. Su primera fase de funcionamiento tuvo por objetivo central aportar a la discusión reglamentaria y legal que se encontraba impulsando el Ejecutivo y, en particular, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, con miras a fortalecer los mecanismos para lograr una mayor integración social en nuestras ciudades.

Su objetivo específico fue elaborar propuestas de implementación concretos siguiendo los lineamientos definidos por la PNDU en el ámbito de Integración Social, y las propuestas desarrolladas por el CNDU el año 2015, con el fin de:

* Fomentar mecanismos que permitan desarrollos habitacionales integrados socialmente, en zonas consolidadas de la ciudad.

* Revertir situaciones de segregación social existentes en las ciudades chilenas.

* Fomentar el desarrollo de proyectos de viviendas integradas en todas las comunas del país, equilibrando los territorios y  generando barrios integrados y diversos.

Como resultado del intenso trabajo desarrollado por este grupo, el cual celebró ocho sesiones entre agosto y octubre de 2018, se elaboró el documento: “Propuestas para una mayor integración social en las ciudades chilenas”, el cuál fue aprobado por el Consejo Pleno en diciembre de 2018, y entregado al presidente de la República en enero de 2019.

Dicho documento fue elaborado por el CNDU bajo los criterios de urgencia y oportunidad que acompañan los cambios reglamentarios y legislativos que se encontraban en curso, los que no incluyeron todas las propuestas que fueron objeto de reflexión por parte del CNDU y que son materia de estudios más detallados, por lo cual serán abordadas en una segunda fase de trabajo durante 2019.

Este grupo se encuentra en receso hasta la aprobación de las propuestas por el Consejo Pleno y se espera iniciar una segunda etapa durante el año 2019 con miras a proponer medidas de implementación del ámbito de Integración Social de la PNDU de más largo plazo, que pudieran implicar reformas legales de mayor aliento.

Densificación equilibrada

En la última década, la población chilena no solo ha preferido vivir en áreas urbanas. También se ha observado que dentro de las grandes ciudades, se han experimentado fuertes procesos de densificación acompañados de cambios sociodemográficos y nuevas demandas ciudadanas.

Este crecimiento por densificación  ha estado marcado por una fuerte tensión entre la preferencia de los ciudadanos por vivir en lugares bien localizados y  una percepción negativa de un sector de la población respecto de la densificación y sus impactos urbanos.

Por ejemplo, en algunos casos el conflicto ha escalado llegando a visibilizarse en la opinión pública, y algunas autoridades locales han respondido restringiendo el potencial de sus Planes Reguladores Comunales (altura, densidad, usos de suelo, entre otros). Con esto, se responde a las demandas de la población residente evitando el aumento de externalidades negativas en el entorno, pero a la vez se reduce la posibilidad de que nuevas familias se instalen allí, cerca de las oportunidades que la ciudad genera. A ello se suman, entre otros temas, un precio de la vivienda urbana al alza y situaciones de descoordinación entre la capacidad de la infraestructura que se proyecta, y el uso de suelo y las densidades planificadas en torno a ella.

Surge entonces la pregunta sobre cómo conciliar esta tensión para promover los beneficios que la densificación trae y controlar sus impactos negativos, es decir, cómo alcanzar una densificación equilibrada.

A través de la discusión de un grupo transversal de actores que ha diagnosticado la problemática de la densificación desde distintas perspectivas, es posible identificar una serie de aspectos que condicionan el proceso y que, por tanto, están directamente relacionados con el equilibrio entre costos y beneficios que se pretende alcanzar.

El objetivo de este grupo de trabajo ha sido formular propuestas para alcanzar procesos equilibrados de densificación mediante mecanismos que promuevan sus beneficios y reduzcan sus impactos negativos, en sus distintas escalas.

¿Cómo alcanzar este equilibrio?

Promoviendo:

  1. Una densificación eficiente, que evite situaciones de subutilización de la infraestructura y controle aquéllas en que se sobrecarga.
  2. Una densificación equitativa, que promueva el acceso de oportunidades de forma asequible.
  3. Una densificación armoniosa, que a través de la forma urbana impulse el uso sustentable del suelo urbano y el espacio público.
  4. Una densificación cohesionada, que reduzca situaciones de conflicto urbano y fortalezca el capital social.

Resumen sesiones de trabajo:

Sesión 1:
Diagnóstico sobre la situación actual de los procesos de la densificación equilibrada en las ciudades chilenas. Exposiciones de Pía Mora, por Ciudad con Todos y de Iván Poduje.

Sesión 2:
Diagnóstico sobre la situación actual de los procesos de la densificación equilibrada en las ciudades chilenas II. Presentación de plan de trabajo propuesto. Exposiciones de Ernesto López y Nicolás Herrera y de Magdalena Vicuña.

Sesión 3:
Definiciones de densificación “equilibrada”: uso eficiente de la infraestructura, tipos de “equilibrio” necesarios que deben alcanzarse en los procesos de densificación, el crecimiento por densificación desde la Política Nacional de Desarrollo Urbano. Daniel Serey expone en representación de la Cámara Chilena de la Construcción.

Sesión 4:
Análisis de la situación normativa en torno a grandes infraestructuras urbanas, evaluación social de infraestructuras de transporte urbano y de las limitaciones de la planificación comunal. Expusieron Louis de Grange por Metro y Hernán Fontaine del departamento de Proyectos Emblemáticos Presidenciales.

Sesión 5:
Análisis de densificación urbana, eficiencia y usos de suelo, de incentivos a la densificación en corredores de transporte, densificación y sistema de actividades y morfología de la densificación. Expusieron Ricardo Hurtubia y Rodrigo Mora de CEDEUS.

Sesión 6:
Revisión de lineamientos de propuesta para alcanzar procesos equilibrados de densificación en cuatro ámbitos: densificación eficiente, densificación equitativa, densificación armónica y densificación cohesionada. Exposiciones de Camila Ramírez y Pía Monares de Urbanismo Social.

Instrumentos de planificación territorial

Conformado a comienzos de octubre, sus sesiones se han centrado en la identificación de elementos de diagnóstico con el fin de poder definir ámbitos de acción sobre los cuales trabajar.

El objetivo general de este grupo es proponer un mejoramiento de los instrumentos de planificación territorial, tanto en sus materias, como en sus procesos de elaboración y aprobación, asegurando oportunidad, calidad, transparencia y una participación ciudadana efectiva”.

Para esto, su trabajo se estructura en torno a tres objetivos específicos:

  • Redefinir el rol y las características que deben poseer los IPT, comunales e intercomunales, para avanzar hacia un sistema de planificación urbana integrada.
  • Perfeccionar los procesos de elaboración y aprobación de los IPT con el fin de adecuarlos a los nuevos requerimientos de la planificación urbana integrada.
  • Identificar oportunidades, en cuerpos normativos con reglamentos en desarrollo, para la realización de ajustes.

Resumen sesiones de trabajo:

Sesión 1:
Presentación del contexto de trabajo que tendrá este grupo y discusión sobre los temas y objetivos que podrían ser abordados.
Sesión 2:
Revisión de los elementos de contexto en los que se insertan los IPTs de manera de concluir los elementos de diagnóstico definiendo los ámbitos de acción sobre los cuales trabajará el grupo. Presentación de Magdalena Vicuña, investigadora Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales UC, dando cuenta de los principales hallazgos de la revisión de casos internacionales efectuada en el marco de la consultoría de Planificación Urbana Integrada, solicitada por el CNDU, durante el 2015-2016 y de Jorge Pantoja, representante de la CChC, presentando el estado en el que se encuentran los planes reguladores comunales en el país, a partir de los resultados del informe semestral que realiza la Cámara.
Sesión 3:
Presentación del plan de trabajo de manera de validar con el grupo sus: objetivos, ámbitos y plazos. Gonzalo Pérez, abogado del CNDU, presentó los cuerpos normativos y su relación con el proceso de elaboración y aprobación de los IPTs.
Sesión 4:
Revisión de las materias sobre las cuales tienen incidencia los IPT, los insumos necesarios para su elaboración y su relación con otros instrumentos de planificación y gestión de manera de identificar los cambios necesarios de realizar para su ajuste.
Sesión 5:
Revisión del proceso de elaboración y aprobación de los IPTs, con el fin de aumentar su adaptabilidad a las dinámicas propias de la ciudad. Giséle Labarthe y Álvaro Salas, de SECTRA, presentaron los avances del estudio «Incorporación de Componentes de Movilidad y Mitigación y Adaptación al Cambio Climático al proceso de formulación de Planes Reguladores Comunales – Piloto en Los Ángeles»

Sesión 6:
Continuación de la revisión del proceso de elaboración y aprobación de los Instrumentos de Planificación Territorial. María José Castillo, asesora urbanística de la Municipalidad de Providencia realizó una presentación que da cuenta de la experiencia que ha tenido el municipio en relación a la revisión y modificación de su plan regulador comunal.

Riesgo y cambio climático

El objetivo general de este grupo es abordar el ámbito “Equilibrio Ambiental” declarado por la Política Nacional de Desarrollo Urbano y profundizar en materia de riesgos y cambio climático que amenazan las ciudades chilenas.Aún no se han establecido objetivos específicos para este grupo ya que aún se encuentra en etapa de diagnóstico y definición de su plan de trabajo.

Resumen sesiones de trabajo:

Sesión 1
Presentación del contexto en el que se inserta el grupo de trabajo y definición de los temas claves de ser abordados por el grupo. Pablo Pastén, Ingeniero Civil (PhD) e investigador principal CEDEUS, realizó una presentación con el objetivo de identificar los principales desafíos que enfrentan las ciudades en temas de riesgos naturales-antrópicos y cambio climático. Isabel Figueroa, profesional de la Oficina de Evaluación Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente, complementó la presentación de Pastén, dando cuenta de las temáticas ambientales que la PNDU debiera reforzar, detallar o bien incorporar.

Sesión 2
Se identifican los elementos de diagnóstico. Gabriela Elgueta, ex Directora Ejecutiva Santiago Resiliente, presentó el trabajo realizado en el marco de la iniciativa Santiago Resiliente, con especial énfasis en los aprendizajes adquiridos en temas de planificación territorial, riesgo y cambio climático. Cristian García, representante de la CChC, abordó la visión de la Cámara Chilena de la Construcción respecto a las barreras o las limitaciones para la correcta implementación de la gestión del riesgo de desastres en la planificación territorial.

Sesión 3
Revisión del borrador de DS que modifica la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones en Materia de Áreas de Riesgo.

Sesión 4
Revisión de la institucionalidad del riesgo en Chile. Juan Piedra, jefe de la unidad de Estudio, análisis y cambio climático de la ONEMI, presentó el marco de acción de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) y los cambios que se encuentran viviendo para dar respuesta a los nuevos desafíos.

Sesión 5
Se acuerda el marco político/conceptual para la gestión del riesgo. Cristóbal Mena, Subdirector Nacional de ONEMI y Natalia Silva, profesional de ONEMI, presentaron el marco conceptual de riesgo utilizado en ONEMI y además, muestran la metodología y resultados del estudio de identificación de factores subyacentes del riesgo a nivel comunal.

Sesión 6
Se discute respecto a instrumentos operativos para incorporar el riesgo a la planificación urbana. Orietta Valdés, profesional de la división Evaluación Social de Inversiones Subdirector Nacional de ONEMI, realizó una presentación con el objetivo de dar cuenta de la metodología utilizada por el sistema nacional de inversiones (SNI) para considerar el riesgo en la evaluación de los proyectos de inversión pública.

Análisis de normativa

El objetivo del Grupo de trabajo responde al análisis de eventuales cambios normativos a diversos instrumentos referentes a materias requeridas por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo.
En este caso, se llevó a cabo la revisión de los cambios introducidos a la al decreto supremo N° 47, de 1992, de MINVU, Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, en razón de los siguientes cuerpos legales:
– N°  20.016 (Calidad de la Construcción)
– N°  20.791 (Declaratorias de Utilidad Pública)
– N°  20.943  (Infraestructura exenta de contar con un permiso municipal)
– N°  20.958 (Aportes al Espacio Público).