Gobierno de Chile

Consejo Nacional de Desarrollo Urbano

Vivienda podrá entregar terrenos gratuitos para la co

 

minvu_int04

Luis Eduardo Bresciani, presidente del Consejo de Desarrollo Urbano, dice que este cambio tendrá un efecto en la reducción de la segregación. “El vínculo absoluto entre los subsidios de vivienda y el precio del suelo ha sido una de las principales causas de la grave segregación social en nuestras ciudades. Esta relación no solo ha incentivado la localización de viviendas sociales en terrenos baratos y periféricos, sino que muchas veces ha incrementado artificialmente los precios del suelo”.

Fuente El Mercurio

Hasta hoy, la ejecución de los subsidios habitacionales presenta una lógica curiosa: el Estado destina las ayudas financieras a las familias, pero incluso más de la mitad de esta subvención termina de vuelta en las arcas fiscales, debido a que buena parte del subsidio se utiliza en comprar los terrenos donde se construirán las viviendas. Esto incluso sucedía, de acuerdo con la normativa, con aquellos conjuntos construidos en terrenos fiscales, pertenecientes a los Servicios de Vivienda y Urbanización (Serviu) de cada región.

Esta dinámica tiene sus días contados: a partir de este año, la Ley de Presupuestos incluye una normativa que establece que las transferencias de suelos fiscales pertenecientes a los Serviu se podrán hacer de forma gratuita para la construcción de proyectos de vivienda para familias vulnerables, es decir, aquellos financiados por el subsidio Fondo Solidario de Elección de Vivienda.

Así, se podrá financiar a familias beneficiarias de esta subvención: solo en 2015 se entregaron 22.787 subsidios y este año se asignarán otros 21.976.

Según el jefe de la División de Política Habitacional (DPH) del Ministerio de Vivienda, José Luis Sepúlveda, con el cambio se podrán financiar otros aspectos de la construcción. “Este subsidio ingresaba a la caja fiscal. Por lo tanto, se producía un ejercicio en que el Estado ponía a disposición el suelo, pero lo cobraba y finalmente se perdía de los recursos de los subsidios habitacionales en una operación financiera. A raíz de esto, con esta glosa pretendemos corregir aquello y efectivamente poner a disposición de la comunidad algunos terrenos del Serviu en forma gratuita, de tal forma que los subsidios habitacionales en forma íntegra queden destinados a los valores de construcción del loteo, de la urbanización y de las vivienda propiamente tales”.

Sepúlveda precisa que los recursos permitirán viabilizar terrenos que no podían factibilizarse por el elevado monto de urbanización. “Esa serie de gastos nos alejaba de la posibilidad de construirlos con los valores ajustados de los subsidios habitacionales. Con esta modalidad vamos a incorporar una mayor cantidad de terrenos a la opción de construir efectivamente con los subsidios habitacionales que tenemos disponibles y, eventualmente, en algunos casos también nos va a permitir tener una mejora en las viviendas”. Además de la construcción de casas destinadas a grupos vulnerables, en los terrenos gratuitos podrán edificarse conjuntos con integración social.

Para Luis Eduardo Bresciani, presidente del Consejo de Desarrollo Urbano, este cambio tendrá un efecto en la reducción de la segregación. “El vínculo absoluto entre los subsidios de vivienda y el precio del suelo ha sido una de las principales causas de la grave segregación social en nuestras ciudades. Esta relación no solo ha incentivado la localización de viviendas sociales en terrenos baratos y periféricos, sino que muchas veces ha incrementado artificialmente los precios del suelo”, señala.

Bresciani añade que, “aunque hemos recomendado al Gobierno incrementar la compra de terrenos bien localizados, eliminar este vínculo perverso entre el valor de los terrenos y los subsidios habitacionales es un paso en la dirección correcta, para posibilitar la construcción de barrios integrados para los sectores vulnerables”.