Gobierno de Chile

Consejo Nacional de Desarrollo Urbano

NUEVO SISTEMA DE INDICADORES DE CALIDAD DE VIDA EN LAS CIUDADES CHILENAS

 

  • Consejo Nacional de Desarrollo Urbano entrega el Sistema de Indicadores y Estándares de calidad de vida y desarrollo urbano.
  • El Estado de Chile establecería con esto garantías de calidad de urbana, fijando metas y estándares verificables por la ciudadanía que guíen su acción.
  • La medición permanente será realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) desde julio 2018.

El Consejo Nacional de Desarrollo Urbano entregó el Sistema de Indicadores y Estándares de Calidad de Vida Urbana. La sesión fue realizada en el Salón “Democracia y Memoria” del Palacio de La Moneda junto a ministros, autoridades, representantes del mundo gremial, parlamentario, municipal, académicos y organizaciones de la sociedad civil miembros de este consejo.

Este sistema de medición tiene por objetivo la identificación y superación de las desigualdades en calidad de vida urbana dentro y entre las ciudades chilenas, mediante la medición y evaluación respecto a estándares relacionados a los atributos  la calidad de vida urbana.

Esta es una nueva forma de evaluar los avances en las políticas urbanas, que  fortalecerá democracia y la participación, pues apunta a generar ciudadanos empoderados con información pública que les permite evaluar los compromisos del Estado con sus ciudades y participar con propuestas informadas. El presidente del CNDU, Luis Eduardo Bresciani, sostiene que “estamos conscientes que las ciudades chilenas son altamente desiguales en el acceso a bienes públicos, por eso la creación de un sistema de indicadores y estándares de calidad de vida urbana es una herramienta central para definir las metas de los gobiernos y los derechos o garantías básicas de acceso a la buena ciudad”.

La propuesta de “Sistema de Estándares e Indicadores de Calidad de Vida y Desarrollo Urbano” fue elaborada por el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, órgano consultivo y asesor que de forma permanente realiza propuestas de reformas y verifica el avance en la implementación y el cumplimiento de la Política Nacional de Desarrollo Urbano.

La instalación del sistema se hará en el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en virtud de un convenio MINVU-INE, y será un proceso gradual en la incorporación de indicadores y en la cobertura de ciudades. La directora del INE, Ximena Clark, comenta que “el Instituto Nacional de Estadísticas es el organismo idóneo para la construcción y actualización permanente del Sistema de Indicadores y Estándares del Desarrollo Urbano (SIEDU), dada su experiencia en el ámbito estadístico, como también en el ámbito territorial”.

Para ello se creará una unidad al interior del INE dedicada en forma exclusiva a administrar el sistema, encargándose de su construcción y actualización. Entre sus funciones estará elaborar protocolos para la recepción de datos e información y para el levantamiento de indicadores; gestionar los indicadores y estándares de desarrollo urbano; generar, diseñar y proponer nuevos indicadores; publicar informes periódicos disponibles para la comunidad, entre otros. Ximena Clark recalca que se pondrá a disposición de la ciudadanía, del sector público y del sector privado, información actualizada y de calidad respecto de la calidad de vida y desarrollo urbano en las ciudades del país”.

El Consejo Consultivo del SIEDU estará  integrado por representantes de entidades públicas, privadas, académicas y de la sociedad civil, que pueden ser las que constituyen el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y los ministerios que componen el Comité de Ministros de Ciudad, Vivienda y Territorio.

Este sistema se iniciará con el análisis de datos de las ciudades de más de 50.000 hab. (aprox. 40 ciudades) y con alrededor de 70 indicadores, para alcanzar gradualmente todas las ciudades del país (aprox. 220 ciudades) y los más de 250 indicadores del sistema SIEDU. Un sistema de indicadores urbanos corresponde a un conjunto integrado de indicadores que permiten evaluar la calidad del desarrollo urbano, el mejoramiento de los estándares de calidad de vida de los habitantes de las ciudades y servir de base para la elaboración, evaluación y priorización de políticas, programas y proyectos que la mejoren en forma sostenible las ciudades. Permite superar las visiones sectoriales, para avanzar hacia niveles más sofisticados de gobernanza urbana, basado en la efectividad de las acciones públicas para producir mejoras cualitativas, al aportar con información actualizada, confiable y transparente en la toma de decisiones por parte de todos los actores involucrados en el desarrollo urbano.

El SIEDU está compuesto de un total de 269 indicadores, los cuales se distinguen entre indicadores de primer y segundo orden.  Del total de indicadores, 102 son considerados indicadores de primer orden y 167 de segundo orden. Entre los indicadores de primer orden, 53 son estructurales y 49 son complementarios. Casi en su totalidad, el sistema mide cantidades, magnitudes o porcentajes.

El SIEDU se organiza y estructura a partir de nueve garantías o compromisos estructurales por parte de la política pública, los cuales sirven de referencia para la evaluación de la calidad de vida y desarrollo de las ciudades. Dichos compromisos encarnan los desafíos que se desprenden tanto de los objetivos de la Política Nacional de Desarrollo Urbano, como de la Nueva Agenda Urbana de Hábitat III, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (particularmente el ODS 11), y las directrices planteadas por la OCDE.  Estos compromisos corresponden a:

Compromiso 1: Mejor acceso a servicios y equipamientos públicos básicos

Compromiso 2: Mejor acceso a movilidad sustentable y menores tiempos de viaje

Compromiso 3: Mejor calidad del medio ambiente urbano

Compromiso 4: Mayor integración social y calidad de barrios y viviendas

Compromiso 5: Más y mejor planificación de ciudades y regiones

Compromiso 6: Mayor crecimiento económico inclusivo y sostenible para el desarrollo urbano

Compromiso 7: Mayor protección de nuestro patrimonio cultural

Compromiso 8: Más y mejor participación ciudadana en las decisiones de desarrollo urbano

Compromiso 9: Mejor seguimiento público de las metas de desarrollo urbano sostenible y calidad de vida urbana

Antecedentes para la construcción de un Sistema de Indicadores de las Ciudades chilenas
En su mensaje presidencial del 21 de mayo de 2015, la Presidenta Michelle Bachelet, recogiendo las propuesta del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y la Política Nacional de Desarrollo Urbano para avanzar en integración social y equidad urbana, expresó que “queremos que el Estado recupere su rol estratégico en el desarrollo de las ciudades, con herramientas que disminuyan la segregación socio-espacial que caracteriza nuestro territorio. Desarrollaremos estándares de calidad y equidad urbana que sean exigibles a los proyectos privados y públicos, a los planes reguladores y a los procesos de inversión pública.”
A su vez, la Política Nacional de Desarrollo Urbano, aprobada en 2014 durante el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, definió explícitamente la equidad en acceso a calidad de vida urbana como una de sus principales metas, estableciendo la necesidad de “garantizar el acceso equitativo a los bienes públicos urbanos”, para lo cual era necesario fijar los “estándares mínimos de calidad y cobertura para los bienes públicos urbanos”.
Ambos compromisos se basan en la convicción nacional que la equidad de calidad de vida urbana define para muchos chilenos su bienestar y acceso a oportunidades.  Para muchos la calidad de su vida se expresa  en vida cotidiana en el acceso a una vivienda y barrio de calidad, movilidad y menores tiempos de viaje, espacios públicos y áreas verdes, seguridad y buenas relaciones con sus vecinos, un medio ambiente limpio o el derecho a participar en las decisiones de su entorno. Todas estas condiciones dependen de la capacidad de garantizar el acceso equitativo a bienes públicos, aquellos bienes que no dependen del mercado sino de las políticas públicas.