Gobierno de Chile

Consejo Nacional de Desarrollo Urbano

“Necesitamos garantizar una visión más integral de la ciudad”

 

CnlMOj9XYAEm5DQ

El Consejo de Desarrollo Urbano busca modificar la estrategia para que se analicen planes con diversas intervenciones, con el objetivo de asegurar la aprobación financiera de las iniciativas.

Los déficits del sistema de evaluación han sido discutidos constantemente en el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU). Según su presidente, Luis Eduardo Bresciani, “debido a que el actual sistema de evaluación social de proyectos públicos no garantiza calidad de las obras, equidad, validación de la comunidad o integralidad para resolver impactos, urge cambiar la forma de priorizar la inversión pública, de lo contrario las decisiones populistas nos invadirán.
Para lograr esta meta, el CNDU ha propuesto superar la evaluación fragmentada de proyectos, por la evaluación de planes urbanos, que garanticen una visión más integral, participativa y transparente del gasto público”.
Esa rentabilidad es analizada por el Ministerio de Desarrollo Social y permite jerarquizar los recursos fiscales en función de la conveniencia e impacto social que tendrán los proyectos. También sucede que obras que enriquecen una obra vial como, por ejemplo, áreas verdes o elementos de seguridad, terminan restando puntos a la evaluación, lo que deriva en reveses.
“Si bien el sistema de evaluación de inversiones chileno funciona razonablemente bien y goza de reconocido prestigio, debe seguir mejorando. A modo de ejemplo, se debe perfeccionar el cálculo de los precios sociales, incluir potenciales efectos indirectos en comercio y turismo para proyectos de transporte”, explica Slaven Razmilic, especialista del Centro de Estudios Públicos. Añade que en obras como vialidades, más allá del ahorro de viaje, no se calcula adecuadamente las plusvalías que generan los proyectos. Entre ellos -afirma- está la atracción de comercio, incrementos de densidad, entre otros.
En esa línea, el Ministerio de Desarrollo Social está modificando el sistema de evaluación para introducir los llamados proyectos integrados, que incluyen diversas obras con un desafío común. “El ministerio ha estado trabajando en el desarrollo de una metodología, la que además contará con la opinión de académicos de diversas universidades, para lo cual prontamente se conformará una mesa técnica. Se espera concluir con una propuesta el primer trimestre de 2017”, señala la subsecretaria de evaluación social, Heidi Berner.

Fuente El Mercurio
Autor: Manuel Valencia