Gobierno de Chile

Consejo Nacional de Desarrollo Urbano

Grupo de Trabajo del CNDU sobre de Patrimonio Urbano finaliza su trabajo

 

El Grupo de Trabajo del consejo creado para formular propuestas para implementar los objetivos del la PNDU finalizó su trabajo habiendo realizado 12 sesiones de trabajo. Este trabajo se ha traducido en un borrador de recomendaciones de reformas a la institucionalidad y a los mecanismos de protección del patrimonio urbano. Este borrador se encuentra en proceso de ajustes previo al envió a los consejeros para observaciones.

La Política Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU), aprobada a través del DS N° 78, promulgado el 15 de octubre de 2013 y publicado el 04 de marzo de 2014, definió los lineamientos para el desarrollo y planificación de las ciudades chilenas, basándose en los principios generales del desarrollo sustentable.

Su objetivo central es mejorar la “calidad de vida de las personas” y para lograrlo plantea las siguientes metas específicas:

  • Lograr un desarrollo de las ciudades chilenas socialmente integrado, ambientalmente equilibrado y económicamente competitivo;
  • Apoyar la descentralización del país, promoviendo la descentralización de los procesos asociados al desarrollo urbano;
  • Entregar un marco explícito que posibilite una reorganización institucional ordenando y coordinando la acción de diversos organismos con competencias en materia de desarrollo urbano;
  • Dar sustento y un sentido de unidad y coherencia a la reformulación de los diversos cuerpos legales y reglamentarios referidos al desarrollo urbano, y
  • Generar certidumbres que favorezcan la convivencia, un ambiente propicio para la sociedad y para las iniciativas de inversión pública y privada.

Para conseguir estas metas, la PNDU definió lineamientos y objetivos específicos que se organizan en cinco ámbitos: integración social, desarrollo económico, equilibrio ambiental, institucionalidad y gobernanza, e identidad y patrimonio.

Referido a este último ámbito de “Identidad y Patrimonio”, existe un amplio consenso que para lograr las metas de la PNDU se requerirá hacer cambios sustantivos a la actual institucionalidad dispersa y centralizada de la gestión patrimonial, integrar las decisiones de protección, inversión y gestión del patrimonio a las decisiones descentralizadas de las planificación urbana y territorial, unificar y transparentar los criterios de valoración de patrimonio urbano y territorial, que se traduzcan en una gestión integrada de inmuebles, zonas y paisajes con valor identitario, cultural o histórico.

Estas son las principales motivaciones de las propuestas discutidas en el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, las que responden a la creciente conflictividad y descoordinación de las decisiones de protección patrimonial, las demandas de las comunidades locales en defensa de sus espacios de identidad, la ausencia de mecanismos modernos de compensación y financiamiento para la protección, rehabilitación y mantención del patrimonio urbano.