Gobierno de Chile

Consejo Nacional de Desarrollo Urbano

← Volver a Habitat III

Función y usos del suelo; integración urbana y ordenamiento territorial.

 

La función social del suelo está íntimamente ligada con los usos que se le dan a éste, sus formas de acceso y su distribución entre las personas, instituciones públicas y servicios públicos y privados presentes en las ciudades. Las regulaciones para el uso de suelo son un elemento importante del complejo problema de la segregación socio espacial, y en ese sentido, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano ha identificado temas que deberían ser abordados para enfrentar esta fuente de inequidad social.

Teniendo en cuenta que el mercado del suelo se ha transformado en el factor predominante para definir la localización de viviendas y equipamientos, cuya regulación da fuerte preeminencia al derecho de propiedad en desmedro del interés general, hay que diseñar caminos para que la localización de los conjuntos habitacionales para familias vulnerables no dependan completamente del mercado.

Asimismo, se debe garantizar el acceso equitativo a los bienes públicos urbanos. Mediante planes y proyectos de inversión pública en zonas vulnerables y la definición de nuevos estándares mínimos de calidad y cobertura para los espacios públicos, los equipamientos urbanos, la conectividad y movilidad, el Estado debe tomar parte en esta tarea.

En este mismo sentido, se debe trabajar para que las inversiones urbanas propicien la integración social mediante proyectos que den continuidad a espacios públicos, parques y vías, y la incorporación efectiva de los requisitos de accesibilidad universal para toda la población. Esto permite que los habitantes de la ciudad interactúen y se reconozcan como integrantes de una realidad común pese a sus diferencias culturales, generacionales, étnicas, u otras.

En este contexto, algunas interrogantes que debemos discutir son:

  • ¿Cómo garantizamos la disponibilidad de suelo para la vivienda de todas y todos y para los servicios básicos en la ciudad?
  • ¿Cuáles son las garantías y estándares de acceso al suelo y a la vivienda?
  • ¿Cómo dialoga el necesario ordenamiento territorial con estas garantías y estándares?
  • ¿Cómo mitigamos los conflictos y desigualdades producidos por el ordenamiento territorial y la acción del mercado inmobiliario?
  • ¿Qué alternativas proponemos para regular la producción agrícola y los hábitat colectivos?
  • ¿Cómo recuperamos el suelo y los inmuebles vacantes?
  • ¿Cómo manejamos las recuperaciones y redistribuciones de las externalidades y plusvalías?
¡Esperamos sus comentarios y consultas!

1 Comentario

  1. Cecilia Flores C. dice:

    Para garantizar la disponibilidad de suelos urbanos, tienen que crearse metas de expansión en cuanto a lo que es el radio operacional de las proveedoras de agua y alcantarillado que es uno de los mayores problemas para urbanizar y por otro lado, que los municipios también sean visionarios y modifiquen el plan regulador tomando el cuenta el crecimiento de la población, especialmente donde hay migración como lo es el caso de la Región de Tarapacá, la provincia de Iquique, donde convergen los inmigrantes provenientes de las comunas rurales (población indígena) y extranjeros.
    Por otro lado, se debe garantizar los cupos anuales para que las personas puedan postular a un subsidio básico y de esa manera ir aplacando la gran demanda a nivel nacional, especialmente las regiones en donde por su desarrollo económico, existe población flotante que a la vez, hace que se valoricen muy alto las propiedades, arriendos, terrenos, etc.

Ingresa Comentarios

You must be logged in to post a comment.