Gobierno de Chile

Consejo Nacional de Desarrollo Urbano

Consejo de Desarrollo Urbano trabaja en una propuesta para agilizar la aprobación de los planes reguladores

 

stgo 1

Fuente: El Mercurio

Según una nueva herramienta implementada por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), que permite conocer en forma actualizada el estado regulatorio de cada comuna, de las 261 que sí tienen plan regulador, solo 117 (el 34% del total) tienen sus normativas vigentes. Otras 144 (42%) las tienen en modificación. En total, son el 25% de los 346 municipios los que no cuentan con instrumentos de planificación. De ellos, 75 están en formulación, aunque 34 han desistido del trámite. Luis Eduardo Bresciani, presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, complementa que, incluso, es “engorrosa y cara” la actualización de los planes. “Requiere el mismo procedimiento y estudios para hacer uno nuevo. Para ajustar una manzana se necesita el mismo procesamiento y estudios de toda la comuna. Solo unos pocos municipios con recursos tienen profesionales para mantenerlo actualizado con modificaciones periódicas y menores, que no impliquen debatir sobre la comuna completa, lo que lo mantienen siempre vigente”. Añade que la participación ciudadana actual es “tardía, mala, y técnica para la comprensión de los vecinos, lo que crea temores”.
Por lo mismo, el Consejo de Desarrollo Urbano trabaja en la formulación de una propuesta para agilizar la aprobación de los planes reguladores.

En tanto, el jefe de la división de desarrollo urbano del Minvu, Pablo Contrucci, opina que: “las 85 comunas que no tienen plan regulador corresponden al 6,4% de la población. Y eso es porque ha sido más prioritario sacar los planes en comunas con más intensidad de uso. De todas formas, es obvio que tenemos un problema con la velocidad de la actualización. Los planes son complejos. Además de los factores técnicos, tienen componentes políticas que los retrasan”. En promedio, se estima que los planes reguladores demoran siete años en aprobarse, por lo que nacen obsoletos en relación a la situación actualizada de la comuna que regulan. Ese plazo excede los cuatro años que dura una administración municipal, lo que obliga a comenzar de cero con nuevos ediles. El problema, de todas formas, ha experimentado un cambio notorio en la última década. Según un diagnóstico elaborado por el Minvu en 2002, sólo el 22% de las comunas tenía algún instrumento de regulación. Así, se determinó crear un fondo de apoyo para que las comunas financiaran los estudios conducentes a los planes. Por otra parte, hoy se trabaja en una estrategia que apunta a agilizar la aprobación. Pablo Contrucci adelanta que el Minvu está afinando un decreto que establecerá una etapa temprana de la participación ciudadana, con el objetivo de evitar que los instrumentos sean rechazados por falta de conocimiento en una etapa tardía. “Eso, además, viene en las normas de transparencia de suelo anunciadas por la Presidenta y permitirá dinamizar toda la actualización de los planes”. Costo La elaboración de un plan puede costar desde $80 millones a $250 millones, según los estudios que incluya. TransparenciaLa comisión Engel recomendó mejorar el acceso a la información de los planes. “Esto va a permitir que la ciudadanía conozca las modificaciones que se hacen diariamente en nuestras ciudades, y poder generar mayor injerencia en las decisiones que se toman”, afirma la ministra de Vivienda, Paulina Saball.

Ver nota completa haciendo click aquí